jueves, 4 de julio de 2013

Receta de Cronuts caseros: la última americanada de moda

receta cronuts caseros

Llevan circulando dos meses escasos y todo el mundo habla ya de los cronuts.

¿Cronuts? ¿Mande? Te lo estás inventando... ¿Se puede saber de qué hablas?

Si no has oído hablar de los cronuts es que vives en otra dimensión, porque de repente se han convertido en un fenómeno repostero a nivel mundial y no hay especialista en gastronomía que no los haya mencionado. ¡Si han creado hasta una página para cronutófilos!

Efectivamente, "cronut" suena a palabro inventado porque lo es. Un invento surgido en Nueva York que muchos temen que siga la trayectoria de los omnipresentes cupcakes.

A mi esto, como el resto de modas súper molonas y exclusivas, me da un poco de grima, pero como hoy es 4 de julio (la fiesta yanki por antonomasia), traigo una versión casera de esta bomba calórica que arrasa en Estados Unidos, para que no tengas que cruzar el charco si quieres probarlo.

Pero ¿qué son los cronuts?

Los Cronuts (marca registrada, cuidadín) son un invento de Dominique Ansel, un repostero francés afincado en Nueva York que de repente decidió aunar tradición pastelera francesa y americana creando un híbrido de cruasán y donut. Utiliza para ello una masa muy parecida a la de los croissants, les da forma de donuts, los fríe en un aceite especial, los recubre con azúcar, los rellena con alguna crema, los recubre con glaseado y.. ¡voilá! Tenemos nuestros cronuts.


A estas alturas más de uno ya estará pensando: Pero si eso es como los pepitos de crema de toda la vida, sólo que con masa de cruasán y agujero en el centro... Pues sí. Pero ¿qué son los cupcakes sino una magdalena de las de toda la vida sólo que con cobertura de colores? Y mirad hasta dónde han llegado...

Además, el ingenioso chef argumenta que no es una masa de croissant cualquiera, sino que ha sido el fruto de arduas investigaciones para dar con la receta perfecta (tras 10 intentos y un par de meses dice que lo consiguió). Bueno, pues como todos los dulces tradicionales, ¿no? Que en las pastelerías con más solera les ha llevado años e incluso siglos perfeccionar sus creaciones y no se montan colas de dos horas en la puerta para comprar un pepito. Es que este zagal es muy listico: solo hace 200 cronuts al día y los vende a un precio relativamente alto (5 dólares), así que la gente acude en manada para llevarse algo exclusivisísimo, que en el fondo es lo que les mola. Y por si fuera poco, cada mes hay un único sabor.

cronuts originales y su autor: dominique ansel

Ahora que ya sabes de qué va todo esto y si tienes curiosidad por intuir al menos a qué demonios sabrá el invento, prueba con esta receta traducida de The Boy Who Bakes, un inglés muy majete que se ha lanzado a hacer su propia versión de cronuts caseros:

Ingredientes

Para la masa de croissants

  • 60 ml de leche a temperatura ambiente
  • 65 ml de agua a temperatura ambiente
  • 6 gr de levadura de panadero
  • 125 gr de harina normal
  • 125 gr de harina de fuerza
  • 30 gr de azúcar glas
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 150 gr de mantequilla fría

Para el relleno

Dado que cada mes hacen los cronuts de un sabor diferente en la pastelería neoyorkina, he decidido no incluir un solo relleno concreto para esta receta. Tu imaginación es el límite, pero estas son algunas opciones que se me ocurren:
  • crema pastelera
  • nata montada
  • natillas espesitas (no valen las del súper)
  • chocolate (ganache, nocilla o cualquier variante)
  • dulce de leche
  • crema de limón
  • mermeladas
  • ...

Para el glaseado

  • 2 cucharadas de azúcar glas
  • unas gotas de zumo de limón


Elaboración

Importante: La masa de cruasán debes prepararla el día anterior, ya que necesita tiempo de fermentado. Aunque esta sea una "receta rápida", solo implica que se tarda poco en dejar todo preparado, pero los tiempos de reposo hay que respetarlos.
También he de decir que lo suyo es hacer una masa de croisants en condiciones, como la receta clásica de croissants de Jeffrey Hamelman que usa Biscayenne, que no tiene fallo. Pero para salir del paso y guarrindonguear con este experimento, la versión fácil que he hecho también nos vale.

Masa de croissants (el día anterior)

  1. Mezcla en un recipiente el agua, la leche y la levadura.
  2. En otro recipiente aparte mezcla las harinas con la sal y el azúcar. Añade la mantequilla fría cortada en dados y remueve todo con delicadeza (la mantequilla no debe llegar a derretirse, se deben ver los pegotes).
  3. Vierte la mezcla de harinas sobre la mezcla líquida y remueve con una espátula. Cuando esté más o menos integrado, forma una bola, colócala en un recipiente, tápalo con papel film y deja enfriar en la nevera durante una hora.
  4. Pon la masa, ya fría, sobre una mesa de trabajo enharinada. Estira con un rodillo hasta conseguir un rectángulo de 20x40cm. Dobla en forma de tríptico, eliminando la harina sobrante, y gira la masa 90º (como en un reloj).
  5. Repite el estirado y doblado dos veces más.
  6. Envuelve en papel film y deja reposar en la nevera toda la noche.

Ahora sí: los cronuts

  1. Ten preparado el relleno que prefieras y haz el glaseado. Para ello, pon en un recipiente un par de cucharadas de azúcar glas, añade un par de gotas de limón, (si no te gusta el limón, usa agua) y bate bien. El líquido es mejor añadirlo poco a poco hasta conseguir la consistencia que queramos, aunque si nos pasamos siempre podemos añadir más azúcar glas. Guárdalo en la nevera hasta que lo uses.
  2. Para hacer los cronuts, estira un poco la masa (el grosor ideal es de 1cm) y córtala con forma de donuts. Yo utilicé un cortapastas redondo y un descorazonador de manzanas. Deja los cronuts cortados reposar fuera mientras calientas el aceite.
  3. Pon aceite de girasol en un recipiente y caliéntalo a tope. Ve friendo los cronuts lo justo para que se doren. Al sacarlos, ponlos sobre papel absorvente y aún calientes, rebózalos con azúcar al gusto. (Sí, parecerán rosquillas de las de toda la vida).
  4. Cuando ya no estén tan calientes, ponles el relleno: haz tres o cuatro agujeritos en la superficie de los cronuts y rellénalos con tu crema favorita con una manga o una jeringa.
  5. El glaseado es precisamente para disimular esos agujeros. Sácalo de la nevera y viértelo por encima cubriendo los agujeritos. Decora a placer, que un poco más de azúcar no se va a notar.

receta cronuts caseros: croissant + donut

Y ya ves, sin tener que ir a Nueva York tenemos nuestros cronuts caseros para sorprender a las visitas con lo más in de la repostería mundial.

Si te ha gustado, no te olvides de compartir en redes sociales y para estar al tanto de las próximas recetas, ¡pásate por mi página de facebook! También puedes seguirme a través de feedly o bloglovin:

Sígueme en Feedly              Sígueme en Bloglovin
¡Gracias por leerme!

Por cierto, me siento en la obligación de compartirlo: a mi no me entusiasmaron, pero en mi familia TODOS sin excepción fliparon con los cronuts, tanto que ya me están diciendo que los haga otra vez... Así que si aún quedaba alguna duda, ¡tenéis que probar la receta!

(PD: enlazo esta entrada a la fiesta de personalización de blogs)

31 comentarios :

  1. Estoy deseando hacer esta receta hace tiempo pero nunca me animo! Me dan miedoooo! Por cierto, te han quedado de cine!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me extraña que te den miedo: yo cuando ya estaban todos listos y juntitos estuve temiendo que me comieran ellos a mi primero, cual monstruos de calorías que son. Como experimento está curioso, pero yo no creo que los vuelva a hacer, prefiero los croissants de verdad y los donuts de verdad.

      Eliminar
  2. Me parto con los yankis, están locos! He visto los cronutd últimamente por todas partes, pero no se sí me lanzare a hacerlos o no. Lo que sí hice son los croissants de Biscayene y fueron un éxito, lo único que hay que organizarse un poco con los tiempos, pero estaban buenísimos. Veo que te está yendo genial, yo estoy un poco parada ahora y además ahora que llegan las vacaciones me parece que lo voy a estar más todavía, me alegro mucho por ti!
    Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves, es que no saben qué inventar... La receta de croissants de Biscayenne es LA receta. Desde que la probé me fio 100% de las cosas que publica esa chica, tiene muy buen gusto.
      Me dijo Bego que estabas liadilla últimamente y eso es bueno oye. Se te echa de menos por aquí, pero aprovecha el veranito para descansar que todos nos merecemos unas vacaciones. Yo me iré al pueblo así que también estará esto un poco menos concurrido...
      Un besazo!

      Eliminar
  3. Desde luego Cris, estás a la última nena! ja,ja
    A mi eso de la mas de mantequilla frita me parece un poco suicida, y si está buena mas...así que creo que de momento me los voy a saltar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves, probando moderneces, jajaja!
      No es que a ti te parezca un suicidio, es que LO ES. Yo solo les di un bocado y ya estaba empachada. Ahora se los he dejado a mi catador particular (le han encantado) pero me da un poco de miedín que le de una hiperglucemia o una hipergrasemia o algo chungo...

      Eliminar
  4. Pues te han quedado muy apetitosos, yo soy más de salado, pero a estos les daría un buen mordisco!

    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Oh! Desde que oí hablar de ellos tenía curiosidad por saber como saben! A ver si los hago un día siguiendo esta receta :)
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si te animas, aunque sea más trabajoso, te recomiendo que uses la receta de croissants de Biscayenne, seguro que quedan aún mejor. Beso!

      Eliminar
  6. Yo también llevaba una temporada escuchando lo de los cronuts, y mirar tú por donde vienes con la receta. Fenomenal. Me han gustado. A ver si me animo y me da por hacer alguna americanada,jeje.
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que los veía ya hasta en la sopa y me dije "esto lo tengo que intentar yo, que seguro que no es para tanto", jeje. Un saludo!

      Eliminar
  7. No había escuchado nunca sobre esta "moda" así que gracias a ti aprendo algo nuevo....y vaya con la receta!! Tiene una pinta estupenda.
    Ana de JUEGO DE SABORES

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí hija, de lo que se entera una, eh... Seguro que te pasa como a mi: que ahora que los has visto por primera vez empezarás a verlos por toooodas partes, jaja.

      Eliminar
  8. Me dejas muerta, Cris! Y yo que pensaba que los cupcakes eran una bomba de azúcar!! Esto dónde lo encuadramos? Arma de destrucción masiva?? 200 diarios a 5$!! Oh my God!
    Gracias por la entrada. Muy interesante!!
    Besos mil!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja! Destrucción masiva diabética total. Y baratitos que los vende, ya ves...
      Gracias a ti por pasarte por aquí!

      Eliminar
  9. jjaja que razón tienes, yo también he publicado una receta de CRONUTS y aunque están buenísimos tampoco es para la que se esta montando ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para nada. Todo esto es más marketing que otra cosa...

      Eliminar
  10. Respuestas
    1. Pues no te los comas todos de una sentada que te puede dar algo ;)

      Eliminar
  11. Hola wapa! tienen muy buena pinta.. Que original..!!
    En el blog te hemos dejado un par de premios: premio primavera y best blog.
    http://sistersreposteriacreativa.blogspot.com.es/2013/07/primeros-premios.html
    Un besazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! A ver si me pongo con el tema de los premios...

      Eliminar
  12. Si que lo estan petando los cronuts en USA sí!! Y yo, me apunto la receta, por que esto lo he de probar yo a ver como sabe.... Que normalmente (desgraciada pura que soy) adoro las bombitas calóricas!!

    Un besotee

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sabe a cruasán doblemente grasiento y por desgracia, las cosas más gochas suelen estar buenísimas! Ainsss.... Yo creo que la operación bikini dejó de existir hace tiempo ya...

      Eliminar
  13. ayyy esto se ve buenísimoooo!!

    Te encontré por la fiesta de enlaces :-)

    Saludos desde México!

    Cupcakes AMOR-diditas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues está tan bueno como pinta, jejeje... ¡Qué alegría que me lean al otro lado del charco!
      ¡Un saludín!

      Eliminar
  14. No lo se, pero se parecen mucho a las roscas de hojaldre y yema que se hacen en La Zarza -Badajoz- Tan sólo que éstas no están rellenas, pero se parecen muchisimo

    ResponderEliminar
  15. No entendí la instrucción de darle vuelta de 90°

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tras hacer el doblez (el tercio izquierdo a la derecha y el derecho sobre este), tal y como queda el cuadrado de masa sobre la mesa, lo giras 90° grados como si movieras las manecillas del reloj desde en punto hasta y cuarto. Vamos, que si el lado largo estaba en vertical te tiene que quedar en horizontal. Si no me he explicado bien dímelo e intento subir un dibujico, jeje...

      Eliminar
  16. Hola Cris, he publicado un post colaborativo sobre fiestas infantiles y he incluido esta receta, espero que te guste, te dejo el enlace
    http://masdulcequesaladopuntocom.blogspot.com.es/2014/02/ideas-para-fiestas-infantiles.html

    ResponderEliminar
  17. que ganas de probar la receta :) una vez que los haga, ¿cómo los guardo para que se mantengan bien? porque seguro que salen unos cuantos :o

    ResponderEliminar

Preguntas, críticas, sugerencias, opiniones... Cuéntame lo que se te ocurra, porque me encanta saber lo que piensas.

¡Gracias por comentar!

© We Can Bake It 2013. Powered by blogger