lunes, 24 de junio de 2013

Receta: Pasteles de morcilla y patata con chutney de tomate, huevo pochado y rúcula

Receta: Pasteles de morcilla y patata con chutney de tomate, huevo pochadao y rúcula

Hoy toca receta salada. Y es que hace una semana recibí un mensaje de Kitty Key, del blog My Soul Kitchen, en el que proponía un peculiar reto llamado "Que me den morcilla". Por supuesto, con un título así no podía resistirme a participar.

El desafío consistía en publicar una receta morcillosa y a ser posible nueva. Como yo he empezado a publicar hace nada y menos, el requisito de la novedad no era difícil de cumplir, así que me puse a investigar y decidí probar esta receta inglesa de pasteles de morcilla y patata con huevo y chutney de tomate, cambiando el huevo frito por huevo pochado (que bastante grasilla llevan ya los pasteles y la morcilla) y añadiendo una buena cantidad de verdor.


detalle del pastel de morcilla y patata, chutney de tomate y rucula

Es una receta muy sencillita y aunque yo cocí las patatas ex profeso, resulta ideal para aprovechar el puré de patatas que te sobre de otro día. Además el chutney de tomate puedes hacerlo en grandes cantidades y guardarlo para otra ocasión, porque gracias al azúcar y el vinagre se conserva perfectamente un par de semanas, o incluso meses si se envasa en caliente como las mermeladas.

pastel de morcilla, patata, chutney de tomate y rucula

Ahí va la receta:

Ingredientes (para 4 pasteles)

Para los pasteles de morcilla y patata


  • 100 gr de morcilla
  • 200 gr de patatas (o puré ya hecho)
  • 1 cucharada de leche y un poco de mantequilla para el puré
  • un manojo de perejil
  • 1 huevo
  • harina para rebozar


Para el chutney de tomate


  • 3 cucharadas de vinagre
  • 1 cucharada de agua
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1/2 cebolla
  • 1 tomate grande


Elaboración

Si no lo tienes ya hecho, prepara primero el puré de patata. Es tan fácil como cocer un par de patatas hasta que estén tiernas. Escúrrelas y aplasta con un tenedor. Yo suelo añadir un chorrito de leche y una pizca de mantequilla para que quede más cremoso y sabroso. Salpimenta al gusto.

Corta la morcilla en dados. Yo usé morcilla de Burgos porque me encanta, pero puedes utilizar cualquier otra variedad. Saltea la morcilla hasta que esté algo tostada.

Incorpora la morcilla al puré y añade también el perejil picado. Cuando tengas una pasta homogénea, divide la mezcla en partes iguales para darle forma a los pasteles. Coge cada porción e intenta compactarla con las manos para que a la hora de freírla no se desmorone. Dale la forma que más te apetezca a los pastelitos. Yo hice pequeños cilindros.

Reboza los pasteles. Para ello, píntalos primero con huevo batido. Y digo pintar porque si los remojas en el huevo, la patata puede chupar demasiado huevo y acabas con una tortilla en lugar de un pastelillo. Pásalos entonces por la harina y fríelos en aceite bien caliente (con un dedo de aceite es suficiente, no hace falta sumergirlos) hasta que se doren.

Para preparar el chutney de tomate, calienta el vinagre con el agua y el azúcar hasta que rompa a hervir. Añade entonces la cebolla muy finamente picada y deja cocinar un par de minutos. Agrega el tomate también picado y cocina otros 4 minutos, hasta que estén blanditos. Retira del fuego y deja enfriar.

Puedes acompañar los pasteles de morcilla con un huevo pochado, para que cuando rompas la yema del huevo sobre el pastel se mezclen todos los sabores del plato. Y si quieres hacerlo bien del todo, añade algo de verde para "desengrasar". A mi me encanta la rúcula y me parece que le da un maravilloso contraste amargo al dulce del chutney de tomate.

pastel de morcilla con huevo pochado abierto

Si te ha gustado la receta o tienes cualquier duda al respecto, no te cortes y usa los comentarios. Recuerda que puedes mantenerte informado de todas las novedades pinchando el "me gusta" de la página de facebook, suscribiéndote a través de bloglovin, RSS (para feedly y similares) e incluso recibir las actualizaciones por email.

¡Gracias por estar ahí!

11 comentarios :

  1. Jaja me encanta el nombre del reto y por supuesto tu receta ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Pues aún estás a tiempo para hacer tu receta morcillera...

      Eliminar
  2. Tiene una pinta impresionante, se me cae la baba... Te he dejado un premio en mi blog, pasate a recogerlo!
    http://azucargalletasymuchascosasbonitas.blogspot.com.es/2013/06/porque-lo-sencillo-esta-de-vicio-y.html?m=1

    ResponderEliminar
  3. Esto no es un plato, es un pecado¡¡¡ una tentación¡¡ y de aspecto delicioso.

    Saludos.

    http://cocinandoenlafraguadevulcano.blogspot.com.es/2013/06/costillas-asadas-la-barbacoa.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, desde luego quienes lo probaron no se han quejado todavía...

      Eliminar
  4. Jo, que rico todo por separado y junto ya tiene que estar increible.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Malo no está, no... ¡Si la pruebas me cuentas!

      Eliminar
  5. Riquísima tu propuesta. Tiene una pinta estupenda !!!!!!!!!!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Lo bueno es que además es bastante sencillito de preparar

      Eliminar
  6. Hola contrincante jajajajajajajaja. me paso también a ver tu receta, bueno a dejarte mensaje porque ya la había visto hace días, muy muy rico y ... que gane la mejor, aunque creo que está todo dicho ya jijijij.
    besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias guapa! Me gustó mucho tu receta y por lo que te he cotilleado, tienes cosas muy ricas en el blog. ¿Ha votado ya todo el mundo o qué? No ganaremos, pero lo important es participar, no? Un saludo!

      Eliminar

Preguntas, críticas, sugerencias, opiniones... Cuéntame lo que se te ocurra, porque me encanta saber lo que piensas.

¡Gracias por comentar!

© We Can Bake It 2013. Powered by blogger